Menú Cerrar

TODOS A BORDO – Ver Itinerario

Un crucero en goleta no es nada parecido a embarcar en un barco grande, es una experiencia muy diferente. No implica ninguna travesía a mar abierto, significa estar al aire libre, es algo que combina el mar, el sol, la naturaleza, la gente, la diversión y la buena comida.

 

 

Las goletas navegan cerca de la costa y se pasa mucho tiempo cerca de bahías y calas, así que raramente encontraremos aguas agitadas. Generalmente fondean durante la noche en pequeñas ensenada a 20-30 metros de la costa, Durante un crucero de una semana se pasan 2 o 3 noches en una ciudad costera, atracados en un puerto, con la posibilidad de poder  hacer compras, cenar en un restaurante y disfrutar de la vida nocturna. Durante el viaje tendremos muchas oportunidades para gozar del paisaje, nadar y bucear, en las aguas más azules y limpias, tomar el sol, ir a la costa y caminar por senderos ricos en naturaleza o explorar antiguas ruinas. Hay también la posibilidad de practicar algunos deportes de agua (se cobra una tarifa adicional) como esquí acuático, moto de agua, windsurf y banana boat. Normalmente se navega durante unas horas durante el día y si el viento permite hasta se pueden alzar las velas. 

 

Durante el almuerzo y cena se fondea cerca de una bahía solitaria, de ruinas, de un pequeño pueblo, o de una isla y por lo menos habrá dos paradas para hacer diferentes actividades.. nuestro objetivo es el recreo y el relax. La noche empieza con una cena deliciosa, incluso a una barbacoa. A veces el capitán y todo el personal organizan alguna sorpresa, como juegos, música, y canciones, de modo que los huéspedes puedan divertirse y disfrutar. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *